Acerca de nosotros

Este centro de desarrollo es el lugar propicio para niños de 1 a 4 años de edad, cuyo objetivo principal es crear un proyecto educativo de alta calidad en todo lo referente a la estimulación temprana.

Es un centro infantil dirigido por las Madres Católicas de la Congregación “Hermanas CAVANIS”, las cuales tienen a su cargo el personal administrativo, educativo y la infraestructura adecuada para su correcto funcionamiento. El centro infantil cuenta con más de 180 niños a su cargo de edades comprendidas entre uno a cuatro años, para lo cual los padres de familia entregan un aporte voluntarioso para que la institución funcione.

Los encargados de supervisar a los menores son profesionales en el área de la educación temprana, educación preescolar o educación infantil y su trabajo consiste no sólo en supervisar a los niños y proveerles de los cuidados necesarios de su edad, sino también en alentarlos a aprender de una manera lúdica mediante la estimulación de sus áreas cognitivas, física y emocional.

Para ello cuenta entre otras cosas con:

  • Educadores y demás profesionales especializados.
  • Gabinete médico.
  • Estimulación temprana y programas de desarrollo intelectual.
  • Actividades extra escolares.
  • Relación personal padres-profesores-centro.
  • Aulas diferenciadas por edades dotadas de medios pedagógicos.
  • Comedor y cocina propios, con menús elaborados diariamente de acuerdo a las donaciones y disponibilidades de cada día.

Misión

Educar la mente y el corazón de nuestros niños y niñas integralmente, para un excelente desarrollo de sus destrezas y capacidades de acuerdo a sus edades de 1 a 6 años, atendiendo a sus necesidades e intereses, utilizando con ellos la lúdica y un trato amoroso no solo de educadoras, sino de verdaderas madres. Según el legado de nuestra querida madre liviaianeselli “Los niños deben ser tratados como verdaderos hijos con amor y ternura”.

Visión

Educaremos a los niños y niñas con principios básicos de convivencia tales como: respeto, solidaridad honestidad, responsabilidad, lealtad, fe y amor, para formarlos en el bien común y poder disfrutar así de un mundo mejor.

Carisma

Amar y servir, educar y evangelizar con la gratuidad de Dios Padre y Madre y el legado de nuestros fundadores, basados en el evangelio de Jesús. Si no os hacéis como niños, no entrareis a los reinos de los cielos.